Verónica (crítica)

Ocurrió cerca de su casa

Se encontraba en situación de misterio y rareza, que estando sentados en compañia de toda la familia, pudieron oir y observar cómo una puerta de un armario perfectamente cerrada, cosa que comprobarían después, se abrió de forma súbita y totalmente antinatural, lo que desencadenó una serie de sospechas serias en el inspector jefe y los tres policías allí presentes. 

 

… que no habían salido de la sorpresa y comentando la misma, se produjo un fuerte ruido en la terraza donde pudieron comprobar que no había nadie por lo que las referidas sospechas aumentaron y se reforzaron, tomando el suceso un interés insospechado.   

 

… que, momentos después, pudieron percatarse y observar cómo en la mesita que sostenía el teléfono y, concretamente, en un mantelito, apareció una mancha de color marrón que, el Z-2, identifica como babas (extracto del informe redactado por José Pedro Negri, inspector jefe de la Policía Nacional)

27 de noviembre de 1992. Una fecha marcada a fuego en la historia de la parapsicología patria. El célebre expediente Vallecas. Un caso señalado por la muerte en extrañas circunstancias de Estefanía Gutiérrez Lázaro, una joven de catorce años, tras celebrar una sesión de güija con sus amigas. Un sinnúmero de episodios poltergeist. Una familia rota, completamente sobrepasada por las circunstancias. Una llamada desesperada de auxilio. Un dosier policial que atestigua los extraños incidentes, único documento en España que se atreve a hablar oficialmente de fenómenos inexplicables. Un enigmático suceso que, paranormal o no, bien merecía una adaptación a la gran pantalla.

El realizador Paco Plaza, co-artífice junto a Jaume Balagueró de la prolífica y exitosa saga de terror [REC], prosigue con Verónica su particular trayectoria aferrada al género del terror, tomando como base los misteriosos hechos acaecidos veinticinco años atrás en el madrileño barrio de Vallecas. El guion, obra de Plaza y de Fernando Navarro, nos presenta a una adolescente de quince años que debe madurar antes de tiempo, lidiando con sus quehaceres estudiantiles pero tambien ejerciendo de figura materna ante sus tres hermanos pequeños. Todo cambiará cuando, como en el acontecimiento en el que se inspira, una inocente sesión de espiritismo concluya de forma violenta.

Plaza combina con acierto elementos vistos en filmes de terror recientes: la transición a la vida adulta (The witch [La bruja]), la imposibilidad de superar pérdida de un ser querido (Babadook), la opresiva y malsana atmófera del cine de James Wan o la -excelente- banda sonora de toques electrónicos con reminiscencias a los años ochenta (It follows) son buena prueba de ello. La composición, como suele ser habitual en el género, funciona cuando suguiere tácitamente y chirría cuán más explícita se muestra.

Años noventa, barrio obrero de gigantescos bloques, Héroes del Silencio… el film posee una ambientación francamente conseguida

Si por algo destaca Verónica es por el excelente casting y por la fantástica dirección de actores. Sandra Escacena -en el que es su primer largometraje- realiza una actuación notable, merecedora de una posible nominación al Goya a la mejor actriz revelación. Le acompañan los infantes Bruna González, Claudia Placer e Iván Chavero, aportando una naturalidad realmente creíble en su cándida inocencia. Ana Torrent, quien también debutó en el cine siendo tan solo una niña en El espíritu de la colmena (Víctor Erice, 1973), aporta su dilatada experiencia dando vida a una madre ausente y esclava de su trabajo que tan solo quiere sacar adelante a sus hijos. 

Verónica supone una grata sorpresa del miedo procedente de lo ordinario, de aquel que podría ocurrir en cualquier piso o apartamento. Una cinta donde el desasosiego se impone al susto fácil -tan de boga en el género-, y en la que el espectador queda atrapado sin remedio entre la curiosidad y la perplejidad. Quizá un guion menos explicativo y condescendiente con el espectador -la reiteración es patente en el tramo final de la película-, y más dado a la libre interpretación de la audiencia, hubiera redondeado una de las mejores obras de terror rodadas en nuestro país en los últimos años.

Verónica atesora numerosos detalles que invitan a la revisión

FICHA TÉCNICA

Título: Verónica

Año: 2017

Duración: 105 min

Nacionalidad: España

Director: Paco Plaza

Guion: Paco Plaza, Fernando Navarro

Reparto: Sandra Escacena, Bruna González, Claudia Placer, Iván Chavero, Ana Torrent

Productora: Apaches Entertainment / Televisión Española

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s