Spider-man: Homecoming (crítica)

Volver a empezar

Resulta curioso comprobar cómo, en una época en la que la cartelera se ve copada año tras año por un buen número de cintas protagonizadas por personajes del mundo del cómic, algunas de las más brillantes estrellas del medio no hayan terminado de triunfar en su paso al celuloide. Iconos populares de la talla de Los 4 fantásticos, El increíble Hulk, The punisher (El castigador) o el mísmisimo Superman, han tratado en más de una ocasión de asaltar la gran pantalla con resultados mediocres o, al menos, no suficientemente satisfactorios. Claro que, en su mayoría, estos productos fallidos son anteriores a la ola de cine de superhéroes en la que estamos inmersos actualmente.

El hombre araña, quizá el activo más valioso de Marvel, bien podría entrar en este irregular grupo. Spider-man comandó la avanzadilla superheróica que, a principios del nuevo milenio, desembarcó en los cines de todo el mundo (además del arácnido, héroes y villanos del tebeo como los X-men, Blade, Daredevil, Catwoman, o los ya mencionados 4 Fantásticos y El increíble Hulk fueron adaptados al séptimo arte). Sam Raimi, realizador de culto gracias a su trilogía de Evil dead (1981-1992), fue el encargado de dar vida al universo de Peter Parker. A la interesante primera parte le siguió una destacada secuela, memorable gracias a un superhéroe más humano que nunca y a un enemigo a la altura, perfecto contrapunto del ilustre enmascarado. Desgraciadamente, los cimientos de la franquicia se vinieron abajo en Spiderman 3 (2007), deslucido cierre de la trilogía muy alejado del material original que se tomaba a sí mismo demasiado poco en serio.

https://expresselevatortohell.files.wordpress.com/2015/09/spider-man-2-immagini-dal-film-32.jpg?w=851&h=659Spider-man 2 (2004) sigue contando con el, hasta ahora, mejor supervillano aparecido en un filme del trepamuros

La licencia quedó enterrada durante años, lo que provocó que el lanzarredes quedará fuera del universo cinematográfico que Marvel comenzó en 2008 con Iron man. Resultaba irónico que la cabeza visible de la editorial, reconocible en, prácticamente, cualquier lugar del globo, no formara parte del ambicioso proyecto de la casa de las ideas. Con los films de superhéroes en pleno apogeo, Sony quisó resucitar al hombre araña bajo la tutela de Marc Webb, resposable de la magnífica (500) Days of Summer (500 días juntos, 2009). Más juvenil, con mayor uso (y abuso) de efectos especiales generados por ordenador, el nuevo y amazing Spider-man aunque correcto, no logró superar el trabajo de Raimi en las dos primeras películas del trepamuros. Su secuela, The amazing Spider-man 2: Rise of Electro (The amazing Spider-man 2: El poder de Electro, 2014) tampoco consiguió volar excesivamente alto, mezclando en un batiburrillo demasiados ingredientes que no terminaron por cuajar y dejando al hombre araña, nuevamente, sin la película que merecía y, más que nunca en esos momentos, necesitaba.

No hay dos sin tres. Conscientes del desaprovechado filón de oro que tenían entre manos, Sony Pictures llegó por fin a un acuerdo con Marvel Studios para integrar a Spidey en el rentabilísimo universo de Iron man, Capitán América y compañía. Peter Parker volvía a casa y hacia su debut como secundario de lujo en la explosiva Civil war (2016), abriendo una puerta a la esperanza de estar ante la versión decisiva del héroe neoyorquino.

https://camarasubjetivo.files.wordpress.com/2017/07/c1bd9-theamazingspider-manriseofelectro.jpg?w=989&h=659El interés romántico de Parker pasó de Mary Jane Watson a Gwen Stacy en la subsaga Amazing

Homecoming nos presenta al Spider-man del siglo XXI: dependiente de la tecnología, multicultural y políticamente correcto, el nuevo Peter Parker, más rejuvenecido que nunca, agradece enormemente el haber cortado las cadenas que le ataban a sus anteriores incursiones cinematográficas. Nos olvidamos por fin de la picadura  de araña radiactiva y de la muerte del tío Ben para dar paso a un superhéroe creíble como adolescente y justiciero novato. Desenfadada y fresca, el filme de Jon Watts encaja de forma notable en el universo marveliano, estando profundamente ligada a la propia Civil War y a las dos entregas de los Vengadores.

Tom Holland aporta jovialidad y energía al héroe y da la talla en sus careos con actores consagrados como Robert Downey Jr. o Michael Keaton. Precisamente este último aporta un plus de carisma a un villano a duras penas esbozado en el prólogo, defecto común en este tipo de films. No obstante, Holland y Keaton protagonizan, máscaras y trajes aparte, alguna de las mejores secuencias que ha dado el hombre araña en la gran pantalla. Destacan también los soportes cómicos de la función, los personajes encarnados por Jacob Batalon y por Zendaya (actriz con previsible importancia en el devenir de la saga), con gran química con el Parker estudiantil. Por contra, el guion desaprovecha la figura (cuasi) materna de la tía May interpretada por Marisa Tomei, con apenas peso en los acontecimientos.

https://i2.wp.com/cinepremiere.impresionesaerea.netdna-cdn.com/noticias/2017/03-marzo/spiderman-vulture.jpgMichael Keaton, héroe de DC y villano de Marvel

Lejos de la épica de guardianes y vengadores, la acción de Homecoming sabe a poco. Rodada de forma espasmódica, uno apenas intuye qué diantres ocurre cuando Spidey y el Buitre colisionan entre sí. Por otra parte, y a pesar de contar con un presupuesto menor, los efectos especiales se encuentran mejor integrados que los vistos en la saga Amazing.

Repleta de cameos y referencias, tanto al cómic al que homenajea como al universo cinematográfico del que forma parte, Spiderman: Homecoming resulta un divertimento estival tremendamente competente. Una prometedora obra que permite soñar con una futura y definitiva película del hombre araña. No es perfecta (los más puristas se alarmarán con este Parker paradigma de la generación Z), pero sí un vigoroso empuje para un personaje que merecía y necesitaba formar parte del universo cinematográfico de Marvel. ¿A la tercera va la vencida?

La faceta escolar de Peter Parker cobra gran importancia en Homecoming

FICHA TÉCNICA

Título: Spider-Man: Homecoming

Año: 2017

Duración: 133 min

Nacionalidad: Estados Unidos

Director: Jon Watts

Guion: Jon Watts, Jonathan Goldstein, John Francis Daley, Christopher Ford, Chris McKenna, Erik Sommers (basado en el personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko)

Reparto: Tom Holland, Michael Keaton, Marisa Tomei, Jon Favreau, Jacob Batalon

Productora: Columbia Pictures / Marvel Studios / Pascal Pictures

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s