89 edición Premios Oscar (reportaje)

El mejor guion del mundo

Soprender. Tal y como lo define la Real Academia de la Lengua en su segunda acepción: “conmover, suspender o maravillar con algo imprevisto, raro o insólito”. ¿Y qué hay más imprevisto, raro e insólito que lo que ocurrió el pasado día 26 en el Dolby Theatre de Los Ángeles?

Soprendente cita con la historia” fue el título del reportaje dedicado a la 88 edición de los galardones de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas estadounidense. Este año, la fábrica de sueños que es Hollywood, como no puede ser de otra manera, terminó superándose a sí misma. Primera ocasión (y esperemos que última… o no) en la historia que la organización se equivoca al entregar una estatuilla. Y de qué manera. Si vas a fallar, hazlo a lo grande

La gala, conducida por vez primera por el televisivo Jimmy Kimmel, estuvo desde el primer momento marcada por la agenda política. La sombra de Donald Trump fue alargada, y aunque su nombre salió poco a la palestra, la industria cinematográfica no dejó de mostrar su malestar respecto al nuevo inquilino de la Casa Blanca. Muestra de ello fueron la sonora ovación a la “sobrevalorada” Meryl Streep o la notable ausencia del iraní Asghar Farhadi, director de la laureada Forushande [El viajante] -Oscar a la mejor película de habla no inglesa-. De la boca de Gael García Bernal llegó el mejor discurso de la noche: “como mexicano, como latinoamericano, como trabajador migrante, como ser humano, estoy en contra de cualquier forma de muro que quiera separarnos.

La Academia buscó, precisamente, lazos de unión con otras culturas y realidades. Y qué mejor manera que hacerlo a través del cine. “Movies are a universal language”. Un lenguaje universal que no dudó en homenajear a clásicos de ayer y hoy como The apartment [El apartamento], Back to the future [Regreso al futuro] o The bridges of Madison county [Los puentes de Madison].  

Seth Rogen y Michael J. Fox, tras descender de un DeLorean DMC-12, otorgaron el premio al mejor montaje

La protagonizada por los veteranos Warren Beatty y Faye Dunaway no fue la única polémica de la velada. La víspera de la gran noche la Academia de Hollywood decidió apear al ingeniero Greg P. Russell (parte integrante del equipo de la cinta 13 hours: the secret soldiers of Benghazi [13 horas: los soldados secretos de Bengasi] que optaba a la distinción a mejor sonido) de la carrera por los Oscar. ¿El motivo? Quebrantar una de sus normas al hacer campaña por su nominación, algo totalmente prohibido. Incluso el In memorian no se libró de la controversia y la crítica en redes sociales. No solo incluyó la fotografía de una persona viva, sino que dejó fuera nombres tan significativos como Bud Spencer, Miguel Ferrer o Gil Parrondo.

Más agradable y simpática resultó la interacción con el variopinto grupo de turistas que fue introducido en el Dolby Theatre para desconcierto de todos. Saludos, fotos y abrazos con las estrellas para el regocijo de unos y otros. Twitter, en llamas. Sin duda, uno de los momentos de la noche.

Gary Alan Coe, el turista accidental que durante unos minutos se convirtió en el centro las miradas de medio mundo

El año en el que “los negros salvaron la NASA y los blancos el jazz”, Moonlight hizo historia y no solo por su anómala victoria, sino por convertirse en el primer film de temática LGBT en alzarse con el premio a mejor película. También será recordado el triunfo de Damien Chazelle, que con 32 años y 38 días se convirtió en la persona más joven en recibir el galardón a mejor director. Su futuro no puede ser más brillante. O.J.: Made in America, mejor largometraje documental, pasará a los anales por un motivo doble: ser la obra más larga (450 minutos) y la primera serie de televisión en ser condecorada con un Oscar.

La la land [La ciudad de las estrellas], filme que parecía destinado a cotas mayores (no en vano era la gran favorita en todas las quinielas), tuvo que conformarse con seis estatuillas de las trece a las que optaba. Recompensa considerable pero muy lejos de las previsiones iniciales. Moonlight, en la línea de Spotlight el pasado año, no necesitó un número desorbitado de premios para ser la gran triunfadora de la nocheHacksaw ridge [Hasta el último hombre], Manchester by the sea [Manchester frente al mar], Fences y The arrival [La llegada] tampoco se marcharon de vacío. Incluso Suicide squad [Escuadrón suicida] resultó merecedora de un Oscar al mejor maquillaje, a pesar de habernos dejado un Killer Croc ciertamente poco intimidante (hecho que pone por delante al Universo cinematográfico de DC respecto al homónimo de Marvel en cuanto a galardones de la Academia se refiere). 

Sin duda, la de 2017 quedará como una ceremonia para recordar durante mucho tiempo: agrias polémicas, formidables sorpresas y un explosivo final que bien podría haber escrito el bueno de M. Night Shyamalan.

Los premiados en los apartados interpretativos: Mahershala Ali, Emma Stone, Viola Davis y Casey Affleck

Palmarés 89 edición Premios Oscar

Mejor película: Moonlight
Mejor director: Damien Chazelle (La ciudad de las estrellas)
Mejor actor principal: Casey Affleck (Manchester frente al mar)
Mejor actriz principal: Emma Watson (La ciudad de las estrellas)
Mejor actor de reparto: Mahershala Ali (Moonlight)
Mejor actriz de reparto: Viola Davis (Fences)
Mejor película de habla no inglesa: El viajante
Mejor guión original: Kenneth Lonergan (Manchester frente al mar)
Mejor guión adaptado: Barry Jenkins (Moonlight)
Mejor montaje: Hasta el último hombre
Mejor fotografía: La ciudad de las estrellas
Mejor banda sonora: La ciudad de las estrellas
Mejor canción: La ciudad de las estrellas
Mejor diseño de producción: La ciudad de las estrellas
Mejor vestuario: Animales fantásticos y dónde encontrarlos
Mejor maquillaje: Escuadrón suicida
Mejor sonido: Hasta el último hombre
Mejores efectos sonoros: La llegada
Mejores efectos visuales: El libro de la selva
Mejor largometraje animación: Zootrópolis
Mejor cortometraje de animación: Piper
Mejor largometraje documental: O.J.: Made in America
Mejor cortometraje documental: Cascos blancos
Mejor cortometraje de ficción: Mindenki

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s